– La ejecución del camino de La Flor, con 123.573,67 euros gastados, tiene errores en la canalización del agua y el remate de la superficie.

– La dejadez y la incapacidad del gobierno municipal se vuelve a plasmar en la falta de control sobre esta obra de poco más de 800 metros.

– No se atendió a las necesidades de los vecinos y hubo comportamiento abusivo al arrasar el cierre de una finca sin la necesaria comunicación a los propietarios.

El resultado de las obras del camino de La Flor, en Antromero, está muy alejado del esperado para los más de 123.000 euros invertidos en poco más de 800 metros. La habitual dejadez del gobierno municipal, la incapacidad para supervisar los trabajos y la falta de control dejan como resultado una chapuza.

La canalización del agua se lleva por un conducto que no tiene la capacidad necesaria para el caudal de agua que se espera y el remate en la carretera deja un badén peligroso para la conducción, como se puede ver en las imágenes.

Con diez concejales en el equipo de gobierno, es incomprensible que no se haya supervisado la ejecución de los trabajos tanto por los técnicos como por los ediles.

Tenemos que recordar los problemas añadidos de esta obra. En primer lugar, el olvido de la parte del mismo en que se encuentra la única finca habitada con salida a la vía. El gobierno municipal, encerrado en su despacho, no se acercó a pie de calle para comprobar las necesidades del vecindario. Sin olvidar que posteriormente se arrasó el cierre arbolado de una finca sin comunicación previa a los propietarios. Aplican el rodillo con los vecinos y con los grupos de la oposición.

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: