– El Ayuntamiento de Gozón pagará a Ferrovial el total del contrato, yendo el futuro ahorro por el menor consumo energético a las cuentas de una empresa privada.
– El concejo no tendrá control sobre el alumbrado público durante casi dos décadas.
– La renovación de las luminarias cuesta ahora, según el gobierno socialista, 2.500.000 euros más IVA, pero dentro de 12 años se renovará por 750.000, sin saber qué tipo de luminarias habrá en ese momento ni su coste. Ni siquiera si seguirá la misma tecnología entonces.

Los socialistas de Gozón vuelven a vender las supuestas bondades de la privatización del alumbrado público en el concejo, la más clara muestra de sus políticas de derechas. Durante 18 años, el Ayuntamiento no tendrá control sobre el servicio, que estará en manos de una empresa privada, más atenta al beneficio propio que al interés de los ciudadanos. Y la propaganda que se lanza desde el gobierno municipal insiste en el engaño: el ahorro que significará el cambio de las luminarias a LED no llegará a las arcas municipales, sino a la cuenta de beneficios de Ferrovial. El Ayuntamiento de Gozón pagará a lo largo de los próximos 18 años 7.650.965,70 euros a Ferrovial, independientemente del ahorro que se produzca en la factura por el consumo energético, que redundará en beneficio de la empresa.

Dentro de ese contrato, 2.500.000 euros, dice el alcalde, Jorge Suárez, se destinarán en los primeros ocho meses de vigencia del contrato a la renovación de todas las luminarias del municipio. Curiosamente, esa misma renovación costará dentro de doce años 1.750.000 euros menos, sin saber siquiera qué tecnología se utilizará en ese momento ni si resultará rentable hacerlo. Una llamativa diferencia de precio.

La renovación del alumbrado, sin dejar de ser un servicio público, se podría realizar por fases, según la disponibilidad económica, como propuso Izquierda Unida desde el principio, empezando por las parroquias, donde el servicio es más precario. Aunque hoy descubrimos, por las declaraciones del alcalde en la prensa, que los cortes de luz en el concejo se debieron a que “se han apagado selectivamente diferentes fases de la red para reducir los costes energéticos”. ¿Qué más sorpresas nos ocultan los socialistas? Esperemos que no sea el pago de última hora a la “ingeniería experta en la materia” que realizó la auditoría que desembocó en esta privatización. Como señaló el propio Jorge Suárez en su blog en febrero de 2019, “el trabajo fue realizado por una ingeniería experta en la materia con un coste de 17.500 euros, acordando que cobrarían solo si la renovación sale adelante”.

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: