En una nueva muestra de sectarismo y autoritarismo, Jorge Suárez no convoca el Pleno de enero, impidiendo el control a la tarea de gobierno.

– La actitud de los socialistas recuerda la de los gobiernos del PP, alejados de la realidad económica, lo que llevó a la actual situación financiera.

– El alcalde no acepta críticas ni opiniones ni ideas diferentes a las suyas, como se ha demostrado con el caso de los padres y madres de la Escuela Infantil.

– Su forma de gobernar pone en cuestión la representatividad de Izquierda Unida, representante legítimo de una parte importante de los vecinos de Gozón.

La mayoría absoluta del PSOE está haciendo mucho daño al Ayuntamiento y, en consecuencia, al concejo. Jorge Suárez dijo en su discurso de toma de posesión que no aplicaría el rodillo, pero lo hace al impedir el funcionamiento democrático de los órganos de gobierno y control del Consistorio.

Este mes no habrá Pleno municipal, en una nueva muestra de autoritarismo y sectarismo. Dice el alcalde que si hace falta se convocará un Pleno extraordinario. Omite la razón real: en un Pleno extraordinario no hay preguntas de la oposición y a ellos les gusta el silencio. El PSOE empieza a prescindir de los órganos de gobierno y control de las instituciones públicas, tal como anteriormente hizo el Partido Popular, que prescindía de la convocatoria de plenos o los convocaba a horas en las que no hubiese público. Aquella forma de gobernar, alejados de la realidad económica del momento, con presupuestos inflados, nos llevó a la situación económica que hoy sufre el concejo de Gozón.

No podemos cuestionar la mayoría absoluta de los socialistas, pero sí cómo la está llevando a la práctica, coartando los derechos de los grupos de la oposición a la información, a la fiscalización y al control de los órganos de gobierno municipales. Jorge Suárez puede sacar adelante solo con sus votos todo lo que le apetezca (siempre y cuando se ajuste a la legalidad), por lo que solo se puede entender su forma de proceder no convocando apenas comisiones y saltándose los plenos como una acción que pretende evitar la función esencial de la oposición. Se niega también a escuchar a los grupos políticos y a los vecinos de Gozón, de los que son legítimos representantes.

Hace ya tiempo que el alcalde se cree infalible y pretende ocultar todo el proceder con grandes declaraciones en defensa de la transparencia y la participación. No acepta críticas ni opiniones ni ideas diferentes a las suyas, como se ha demostrado con el caso de los padres y madres de la Escuela Infantil.
Su forma de gobernar pone en cuestión la representatividad de nuestro grupo municipal y no lo vamos a permitir, porque en última instancia somos los representantes legítimos de una parte importante de los vecinos de Gozón.

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: