En el Día Internacional de la Juventud y en un entorno de preocupación por la pandemia, volvemos a comprobar cómo los jóvenes son criminalizados por el mero hecho de serlo. Volvemos a ver cómo una sociedad acomodada y acomodaticia busca culpables en vez de soluciones. Volvemos a asistir al triste espectáculo de políticos incapaces que se esconden detrás del débil.

Los jóvenes están siendo señalados como causantes de la transmisión del virus por los botellones que se organizan aprovechando las vacaciones. Merecidas más que nunca, también hay que decirlo, después de unos meses muy duros para todos, incluidos ellos, ese sector denostado. Una parte de la población, el futuro de esta sociedad, a la que no se le ofrece nada, pero se le exige todo.

Pasó el Xiringüelu y no hubo nada. Porque nadie alentó a que pasase. Pasaron Les Piragües y no hubo problema. Porque nadie lo creó. Pero el carnaval de verano de Luanco se ha convertido en el objetivo de un gobierno que ya desde 2015 pretende acabar con él porque es algo que no controla. Y en lugar de organizar, orientar y resolver, optan por señalar antes de tiempo al culpable de lo que no ha ocurrido. Además, lo hacen creando un “efecto llamada” hacia la capital de Gozón con sus desmedidas quejas. No han pensado en encauzar en silencio una posible cita masiva a cuya canalización se podrían haber destinado, por ejemplo, 20.000 euros de otras citas más elitistas y subvencionadas. Se preocupan antes de nada de lavarse las manos y señalar a quien no ha hecho nada, pero que ya está condenado. No se han fijado en terrazas, en supermercados… Allí donde los que no son jóvenes se equivocan tanto como ellos.

Es lamentable la postura del gobierno municipal de Gozón, de la Delegación de Gobierno y de los empresarios de Otea, que no han hecho nada, ninguno de ellos, para organizar un verano distinto. A una generación de jóvenes a los que se condena a una crisis permanente con muy pocas salidas, se les quiere condenar ahora, sin haber hecho nada, por ser lo que son: jóvenes. A ver si nuestros dirigentes, empezando por el gobierno municipal, se dedican a trabajar y organizar en lugar de atraer botellones con sus lamentos.

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: