Las primeras lluvias del otoño ya han dejado en evidencia lo que los vecinos de Antromero y nuestro grupo municipal vienen avisando: el arreglo del camino de La Flor es una auténtica chapuza, como se puede confirmar en el video que nos envían los vecinos. Pese a las peticiones de información, el gobierno municipal recurrió, como siempre, al silencio. Un silencio inapropiado para los 135.000 euros que costó la obra, incluyendo el intento de tapar la chapuza con una rejilla en una obra nueva. Todo por no haber tenido en cuenta el caudal de agua que debería pasar por debajo del camino. Advertidos estaban. Los vecinos avisaron y nadie hizo caso.

Pedimos información en el Pleno, sin respuesta. El 20 de julio, solicitamos información a través del registro. Sin respuesta. También solicitamos por las dos vías que se convocase la comisión de urbanismo para dar cuenta de este asunto. Nada. Y la única contestación de la arquitecta municipal al pedir explicaciones en su despacho fue que “está mejor que estaba”. 135.000 euros para que esté “mejor que estaba”. Esperemos que al menos pongan la señal de “prohibido bañarse”.

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: